lunes, 24 de junio de 2013

Venezolanos con la memoria corta

Attilio Folliero y Cecilia Laya, Caracas, 21/06/2013

Para algunos venezolanos lo que está pasando en Venezuela nunca se había dado antes; nunca los productos habían escaseado como ahora; nunca la inflación había golpeado así tanto como en estos tiempos; por supuesto nunca como ahora la inseguridad, la delincuencia, los homicidios, la pobreza, los indigentes pidiendo, los niños en la calle, etc.; en resumen para algunos este es ¡el peor momento de toda la historia de Venezuela!

Los medios locales e internacionales hablan de la escasez en Venezuela y se burlan que el gobierno tiene que importar millones de papeles higiénicos. En Venezuela falta papel higiénico aceite, jabón, champú, azúcar, aceite, café, harina, leche, atún… ¡Falta todo!

Obviamente la realidad es sumamente diferente. Primero una fuerte dosis de exageración y segundo una memoria corta, cortísima. (Foto: "Especulación en 2009, papel higiénico en Bs. 73,26") 

No hay duda que en algunas tiendas faltan algunos de los más importantes rubros o hasta todos, pero yo vivo en el centro de Caracas, Avenida Fuerzas Armadas y casi nunca he tenido problemas con los rubros más importantes. En mi zona hay dos PDVAL, entre otro el PDVAL de San José, uno de los mas grandes; además hay el Bicentenario de Plaza Estrella en San Bernardino y un poquito más allá, a 4 paradas de metro hay el gran abasto Bicentenario de la zona Rental (Plaza Venezuela); junto a todos estos abastos estadales hay una infinidad de tiendas chinas; la Avenida Fuerzas Armadas, parte norte, en dirección el Ávila está llena de tiendas de propiedad de chinos cuyo almacenes están siempre llenos de mercancía, menos en los momentos en los cual los grandes medios de la desinformación alertando sobre escasez, provocan el pánico en la gente que inmediatamente realizan compras nerviosas que acaba con todos los productos. Pero al final es siempre cuestión de pocos días e inmediatamente estas tiendas están nuevamente surtidas de mercancías. Esta la realidad que vivo yo.

Aquel “casi nunca” de arriba, en realización a problemas de escasez, se refiere a un periodo cuando efectivamente ha escaseado todo. Yo soy extranjero, italiano; he llegado a Venezuela exactamente el 20 de marzo del 2002. El momento en que de verdad sufrí escasez de productos de primera necesidad fue al final de 2002 y primeros meses del 2003, durante el paro petrolero; para entonces si faltaba verdaderamente todo, casi todo porque nunca ha faltado cerveza o coca cola. Qué raro que cerveza y coca cola nunca escasean a pesar que los productores/distribuidores de estos rubros son los mismos que producen/distribuyen los producto de primera necesidad, como la harina de maíz y demás rubros.

Otros momentos en los cuales hubo escasez de algún rubro de primera necesidad fue durante la “guarimba” del marzo 2004 y en las semanas previas de importantes eventos electorales, como el referéndum revocatorio en agosto del 2004; la reforma constitucional en diciembre del 2007; la enmienda en febrero de 2009; y obviamente ahora, a partir de octubre de 2012 cuando hubo la elección presidencial ganada por Chávez y luego de su muerte la nueva elección presidencial del pasado mes de abril cuando gana Nicolás Maduro. Yo – repito – después del 2004 a causa de las condiciones antes descritas he tenido pocos inconvenientes.

Por supuesto esto no quiere decir que Venezuela sea un país ideal, sin problemas algunos. Los problemas son muchos a partir del hecho que todavía hay una economía que sigue siendo rentista, basada principalmente en la venta de petróleo y la importación de todo tipo de productos. Hay signo y tentativos de romper con este paradigma, pero todavía sigue en pie este modelo. Lo que ha cambiado efectivamente es que hay una mayor redistribución de la riqueza, producto de las entradas petroleras. Este es el punto central del problema a analizar.

Antes, esta riqueza iba enteramente al bolsillo de la clase dominante, mientras que a las mayorías no les llegaban ni las migas; a los gobiernos de entonces, expresión de la clase dominante y enteramente al servicio de esta, nada le importaba que la mayor parte del pueblo viviera en pobreza. Según los últimos datos publicados por el INE, en el segundo semestre del 2012 el 25,40% de los venezolanos son pobres y la pobreza extrema llegaba al 7,10%; por supuesto si un cuarto de la población vive en pobreza no hay que alegrarse; tampoco hay que estar satisfecho cuando comparando estos datos con los otros países de América Latina y resulta que los venezolanos, según datos del CEPAL, están entre los menos pobres (1).

Pero, ¿nada ha cambiado en relación al pasado? ¿A caso tienen la razón los que dicen que este es el peor momento de Venezuela? ¿Qué nunca ha habido tanta pobreza como hoy?

Es suficiente analizar los datos (2) para darse cuenta que la situación en Venezuela está mejorando enormemente. Entre 1994 y 1996 alrededor del 80% de la población venezolana era pobre y alrededor del 60% vivía en pobreza extrema, en la miseria; en el segundo semestre de 1996 el 85,78% de los venezolanos vivían en pobreza y el 65,32% vivían en la pobreza extrema, en la miseria, morían de hambre y para sobrevivir muchos comían la comida a los perros! (3).

Lamentablemente muchos han olvidado. Como se puede decir tajante mentira que hoy hay más pobres que antes, como se puede llegar a decir que hoy se está peor que antes y hasta se llega a añadir ¡mucho peor que antes!

Algunos dicen que hoy en las tiendas falta todo. Venezuela no es obviamente un país ideal, pero tampoco es el país donde falta todo y la gente se muere de hambre. Cada vez que escucho semejantes tonterías me voy a dar una vuelta por las tiendas y fotografiar lo que hay. Falta azúcar, café, harina de maíz, arroz… Envés de ir a PDVAL, MERCAL y Bicentenario, tiendas estadales donde nunca faltan los productos básicos, hemos visitado tiendas privadas, por ejemplo filiales de la cadena “Central Madeirense”. Las fotos hablan más que las palabras.





25/05/2013 – Fotos en una filial de Caracas del supermercado “Central Madeirense”; algunos productos que supuestamente faltan (azúcar, café, harina, arroz) inundan los pasillos de la tienda; de tantos productos que hay se hace difícil desplazarse por los pasillos.

La situación no es la que cuentan algunos medios. Pero, ¿cuál es el objetivo de una información distorsionada?

La escasez como arma electoral

El indicador de escasez (4), que elabora el BCV para reflejar la falta de productos básicos en los anaqueles, se ubicó en 21,3% en el pasado mes de abril, la cifra más alta de los últimos 4 años; en mayo, cayó a 20,5% (último dato disponible), Un indicador de escasez de 20,5%, como el de mayo implica que de cada cien establecimientos visitados en el Área Metropolitana de Caracas, en 20,5% no habían algunos de los productos  solicitados ni sus sustitutos.
Indicador de Escasez del BCV. Periodo: mayo 2009 - mayo 2013
En septiembre del 2012, mes anterior a las elecciones presidenciales de octubre, el indicador de escasez era 13,5%. Es precisamente desde entonces que comienza a subir, y sube más cuando el presidente Chávez el 8 de diciembre anuncia su testamento político; todos entienden que su situación era muy grave al punto que podía realizarse en breve tiempo nuevas elecciones presidenciales.

La oposición, en vista de estas nuevas elecciones presidenciales, vuelve a utilizar la escasez como arma electoral. La escasez obviamente genera descontento, molestias y protestas en el pueblo. ¿Quién es el culpable de la escasez? Quien gobierna tiene la culpa y por lo tanto hay que votar por la oposición. Esta es la lógica que está detrás de la escasez, una verdadera arma electoral. De hecho, el candidato opositor, Henrique Capriles Radonski, utiliza como elemento central de su estrategia para captar votos precisamente el desabastecimiento; en todos sus mítines políticos repite constantemente frases como: “Tenemos la peor situación de desabastecimiento que haya sufrido el país”.

Obviamente el candidato opositor tiene nexos económicos, familiares y políticos con los grandes monopolios empresariales del país, que controlan los importantes sectores de la alimentación y de las comunicaciones.

El acaparamiento y la escasez son las dos caras de la misma moneda y con el fundamental rol de la comunicación logran el objetivo. El acaparamiento inicial por parte de los grandes monopolios de la producción y de la distribución del sector alimentación determina una menor presencia de productos en las tiendas. Es entonces, que entra en acción una información distorsionada de los grandes medios de comunicación privados que alertando sobre escasez de este u otro producto, ánima a la gente a comprar cuanto más producto posible, determinando automáticamente el desabastecimiento de las tiendas y en consecuencia un inflación alta. Es el pánico creado por los grandes medios que obliga la gente a compras nerviosas e innecesarias.

En conversación personal con algunos comerciantes se determinó y comprobé que las ventas en estos últimos meses han subido entre un 20% a 40%, más que en el mismo periodo del año anterior. Cualquier persona puede indagar e investigar. Producto de pánico y a las consecuente compras nerviosas se termina creando escasez e inflación.

Es obvio que el acaparamiento hay que entenderlo con doble fin. Si para los grandes manipuladores de la política y de la economía el acaparamiento es una arma electoral, para todos los operadores de los sectores económicos, grandes y pequeños, aliados conscientemente o inconscientemente de la oposición, el fin es la especulación y por ende el enriquecimiento fácil.

¿Qué es la especulación? Hoy falta, por ejemplo el papel higiénico y no es la primera vez que falta este rubro. Cuando aparece en las tienda su precio es enormemente superior, como  paso, por ejemplo en 2009, en ocasión de la enmienda. También entonces desapareció del mercado y cuando apareció su precio de venta era altísimo. Está claro que los actores de la distribución y comercialización se aprovechan. Hace 4 años, en el supermercado Unicasa ubicado en la parroquia Candelaria de Caracas, por ejemplo, se llegó a vender el papel higiénico en Bs. 73,26 la confección de 12 rollos y en Bs. 24,42 la de 4 rollos (véase las fotos, donde se muestran los precios en bolívares y en bolívares fuertes). Por supuesto hubo denuncias en contra de Unicasa por parte de los consumidores, obligando a Indepabis (5) a cerrarlo. El mismo supermercado fue cerrado por las infracciones cometidas en varias ocasiones, como en enero de 2010 (6) o en noviembre de 2011 (7).


20/07/2009, Supermercado “Unicasa” de La Candelaria. La “falta” de papel higiénico en aquel entonces llevo a los dueños de Unicasa a vender el papel en Bs. 24,42 (4 rollos) y Bs. 73,26 (12 rollos).

Para entender los niveles de especulación a que se llegó con este producto en 2009, es suficiente decir que una confección familia de 12 rollos en el mes de septiembre de 2012 no pasaba de los 40/45 bolívares. En un país donde la inflación anual es entre 20% y 30%, vender una confección en más de Bs. 70  hace casi 4 años es una verdadera barbaridad. Al 31 de julio 2009, al cambio de 2,15 bolívares por dólar y 3,04 bolívares por Euro, el precio de esta confección de 12 rollos era 34,07 dólares y 24,10 Euro, cuando en Italia este rubro no llega ni a 2 euros.

A partir de septiembre 2012 los precios del papel higiénico han vuelto a dispararse, hasta llegar a verlo en venta en Bs. 80 y más. Hoy, 19/06/2013, la situación ya ha cambiado radicalmente, volviendo prácticamente a la normalidad. Los supermercados de los “chinos” de la Avenida Fuerzas Armadas están vendiendo la confección de 12 rollos a 48 bolívares, que al cambio de 6,30 bolívares por dólar y 8,19 bolívares su precio es 7,62 $ o 5,86 Euro.


19/06/2013 – Papel higiénico 12 rollos “Rosal plus”, vendido en 48 bs por los “chinos” de la Avenida Fuerzas Armadas, Esquina Socorro a San Ramón, exactamente en frente a la parada “Socorro” del Buscaracas (Línea 7 del Metro de Caracas)

Ley contra la especulación

No cabe duda que debería existir una ley bien fuerte contra la especulación. Si una empresa, productora o distribuidora, especula a los ciudadanos debería ser sancionada fuertemente hasta llegar al extremo de una expropiación de la empresa. Si una empresa pone a la venta productos cuyo precio está muy por encima del precio fijado, debe ser multada y cerrada, de 6 horas hasta 72 horas, según la gravedad del delito cometido, como dice exactamente la ley actual; si la empresa sigue especulando y cometiendo usura, las sanciones deberían ser aplicadas al doble, por ejemplo llegar a un cierre de hasta una semana (por supuesto con derecho de sus trabajadores a cobrar igualmente el sueldo), a parte las multas.

Si esta empresa sigue cometiendo infracción, verificado por las autoridades (Indepabis), aplicar una ley seria que estime la intervención y confiscación sin derecho a ningún tipo de reembolso económico para las empresas que reiteradamente han cometido estas faltas. Es decir cuando un empresario reiteradamente, por 3 o 4 veces, incurre en el reato de especulación, se debería proceder a la expropiación de la empresa, sin derecho a ningún reembolso económico.

Solo así un dueño de una empresa, grande o pequeña, antes de cometer un delito así grave como la especulación, lo pensaría muy bien. Hoy un “empresario” sabiendo que la sanción es muy blanda prefiere arriesgarse y ganar, enriquecerse descaradamente en detrimento de los ciudadanos.

La empresa expropiada y entrada en propiedad del estado, bien podría darse en gestión a grupo de ciudadanos organizado empresarialmente. Por supuesto, en caso de delito grave cometido por estos gestores corruptos de una empresa expropiada, la ley debería ser muy, pero muy dura: cárcel, multas y revoca de la concesión de la gestión ya la primera vez que se averigua la comisión de un reato grave. No se debe permitir la corrupción.

Hay que añadir que en estos últimos tiempos ha faltado precisamente la actividad de control y sanción de Indepabis; se han reportado casos de corrupción entre sus funcionarios (8) y su actividad de control ha sido casi inexistente. Recientemente para hacer frente a la ineficiencia de Indepabis ha sido nombrado como presidente Eduardo Samán.

La memoria corta

Como se ha dicho, para algunos venezolanos lo que está pasando hoy en Venezuela, nunca se había dado antes. ¿Qué pasaba en los años ochenta y noventa? La escasez de productos era la norma; cuando se escuchaba que en algún lado, en alguna tienda había este o aquel producto la gente corría y las colas kilométricas duraban horas. Ya la gente ha olvidado todo esto. Lamentablemente la mayoría del pueblo ya no recuerda el pasado aun recién de hace 15 o 20 años atrás.

Como se habla, por algunos, en manera arbitraria de la escasez, así se habla de la inflación y de la inseguridad. Ninguno puede negar que Venezuela sea un país con alta inflación, pero decir que hoy la situación es peor que antes, indudablemente es decir una mentira descarada. Por ejemplo en tiempos de Teodoro Petkoft, ministro de Cordiplan, la inflación llegó y superó el 100%: en el año 1994 la inflación en Venezuela fue 70,80%, en 1995 fue 56,60%, en 1996 fue 103,02%.

Así el tema de la inseguridad. ¿Cuantas veces escuchamos decir que no se puede salir de noche por Caracas, sobre todo por el centro? Hay personas que viven en el este de Caracas y nunca han ido a la plaza Bolívar o no la visitan desde años. No van por lo peligroso que es el centro de Caracas. ¡Así dicen! Nadie puede negar que en Venezuela haya que tener siempre mucho cuidado, sobre todos en Caracas, pero pensar y decir que no se puede salir por la calle, sobre todo en el centro de Caracas, ni de día, ni de noche, es absurdo, patético y patológico.

Desde el año 2010 el centro de Caracas ha sido completamente rehabilitado: hay teatros, tiendas, cafetines, restaurantes; a menudos hay recorridos históricos y rutas nocturnas. Hoy en el centro de Caracas se puede pasear tranquilamente también de noche; se puede ir a comer, por ejemplo una óptima pizza en la “Pizzería Evio” (administrada por Evio Di Marzio, cantante y hermano del también cantante Yordano) o pasear disfrutando un helado.

Caracas tiene todas las potencialidades para ser una ciudad, sobre todo el casco histórico, que se puede disfrutar las 24 horas del día; puede mejorar mucho, por ejemplo aumentando los números de restaurantes, cafetines, chocolaterías etc.; sería bueno que en los alrededor de la plaza Bolívar y del Venezolano se fomentaran la creación de locales de restauración y permanecieran abiertas al público toda noche, todos los días.



 Noche en el centro de Caracas: Plaza Bolívar y disfrutando un helado

Noche con música en la Chocolatería de Plaza el Venezolano

Noche en el Restaurante-Pizzería "Da Evio"



Noche en los cafetines de plaza los Caobos (Plaza de los Museos)

Colas para espectáculo nocturno en el Teatro Principal de Caracas

Attilio Folliero y Cecilia Laya, Caracas, 21/06/2013

Notas
1)    Véase CEPAL, Panorama Social de América Latina 2012, Url: http://www.eclac.org/publicaciones/xml/5/48455/PanoramaSocial2012DocI-Rev.pdf
2)    Véase “Venezuela: Pobres y pobres extremos desde 1976 (%)”, Url: http://umbvrei.blogspot.com/2013/06/venezuela-pobres-y-pobres-extremos.html
3)    Véase “Gente que come perrarina” en “El Caracazo: la masacre de un pueblo”, pagina 4, Url: http://umbvrei.blogspot.com/2013/02/el-caracazo-la-masacre-de-un-pueblo-80.html
5)    Indepabis es el Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios. Es un Ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Comercio. Url: http://www.indepabis.gob.ve/
8)    Véase, por ejemplo, artículo: Detienen a director de Inspección de Indepabis por corrupción, Url: http://prensapcv.wordpress.com/2013/06/10/video-detienen-a-director-de-inspeccion-de-indepabis-por-corrupcion/
9)    Véase “Datos económico de Venezuela”, en Wikipedia, Url: http://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_de_Venezuela
_________________ 

Para un blog es muy importante que el lector haga el esfuerzo de clicar en los botones sociales "Me gusta", "Tweet”, “G+”, etc. que están por debajo o a lado. Gracias.

Per un blog è molto importante che il lettore faccia lo sforzo di cliccare sui tasti social "Mi piace", "Tweet", “G+”, etc. che trovate qui sotto o a lato. Grazie

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...