viernes, 31 de octubre de 2014

Justicia italiana: El caso Stefano Cucchi

Attilio Folliero, Caracas,  31/10/2014

Stefano Cucchi era un muchacho italiano de 31 años. El 15 de octubre de 2009 fue arrestado por la policía, porque lo vieron intercambiar una bolsista transparente  por un billete. 

Cucchi fue llevado a la comisaría de policía, donde le encontraron 21 gramos de hachís, tres dosis de cocaína y medicamentos que le servían para curar su epilepsia. Cuando entra en la cárcel el joven estaba bien y no mostraba ningún problema físico.

Al día siguiente, fue llevado delante un juez. Cuando entra en tribunal tenia dificultad para caminar y hablar y mostraba evidentes hematomas a los ojos. A pesar de las malas condiciones, el juez le dictaminó una nueva audiencia a celebrarse unas semanas más tarde y decidió también que el joven tendría que permanecer en la prisión de Regina Coeli, en Roma.

Después de la audiencia las condiciones de salud de Cucchi empeoraron y fue llevado  al hospital Fatebenefratelli de Roma. Le encontraron lesiones en las piernas, en la cara, incluyendo la fractura de mandíbula, en el abdomen, con presencia de hemorragia de vejiga, en el pecho y fracturas en la columna vertebral. Era necesaria su hospitalizan, pero el joven la rechazo. De vuelta a la cárcel, sus condiciones empeoraron y acabo muriendo el 22 de octubre de 2009 en el hospital Sandro Pertini de Roma, donde fue trasladado a ultimo momento.
La familia nunca fue informada del estado de salud del joven, y supo de la muerte solamente cuando un alguacil se presento a la casa para pedir la autorización para hacer la autopsia.

Las investigaciones preliminares afirmaban que la causa de la muerte del joven se debía a los traumas, resultante de las palizas que había sufrido y la falta de asistencia por los médicos.

Fueron incriminado algunos funcionarios de prisiones y algunos médicos que no habían prestado debida asistencia medica.

El 14 de noviembre de 2009, la Fiscalia de Roma acusa a los medico y a los funcionarios de la policía penitenciaria por homicidio involuntario.

Una comisión parlamentaria de investigación el 27 de noviembre de 2009 concluye que Stefano Cucchi murió por abandono terapéutico.

El 5 de junio de 2013, el Tribunal condena en primera instancia a cuatro médicos del hospital Sandro Pertini a un año y cuatro meses de cárcel y al primario a dos años de prisión por homicidio; otro médico es condenado a 8 meses por falsa ideología, mientras absuelve a las enfermeras y a los funcionarios de prisión.

Hoy 31 de octubre de 2014 ha llegado la sentencia de segundo grado: esta vez todos absueltos, médicos y funcionarios de la cárcel. 

Conclusión: Evidentemente por la justicia italiana el joven Stefano Cucchi ha muerto a consecuencia de fracturas hechas por el mismo! Es decir fue el mismo joven que se dio los golpes y los punta pies en todo su  cuerpo y  que lo llevo a la muerte.

Todavía una sentencia vergonzosa por parte de la justicia italiana que defiende siempre a los miembros del aparato represivo. No es la primera vez y no sera la ultima. Lamentablemente. ¿Y los derechos humanos? Era un preso y para un preso parece que en Italia no valen los derechos humanos.
_________________

Para un blog es muy importante que el lector haga el esfuerzo de clicar en los botones sociales "Me gusta", "Tweet”, “G+”, etc. que están por debajo o a lado. Gracias.

Per un blog è molto importante che il lettore faccia lo sforzo di cliccare sui tasti social "Mi piace", "Tweet", “G+”, etc. che trovate qui sotto o a lato. Grazie

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...