miércoles, 14 de enero de 2015

Sarkhollande Frankenstein en 5 punctos. Occidente y petromonarquías: guerreristas, padrinos de terroristas

Marinella Correggia/Sibilaria, 13/01/2015 - Traduccion al español Yenia Silva
El 2015 ha comenzado con ríos de sangre esparcida por el terrorismo. En Nigeria cientos o quizás miles de personas en 16 pueblos han sido masacradas por los locos de Boko Haram, reforzados gracias a la guerra de la OTAN en Libia que ha provocado la proliferación de esporas terroristas fuertemente armadas. En Yemen, decenas de muertos y al menos 40 heridos en un atentado kamikaze perpetrado en Sana’a en un amanecer de muerte. Diversos coches-bomba en Iraq con muchas víctimas. Ocurre todos los días desde el 2003 (invasión estadounidense). En Trípoli nueve muertos en un atentado perpetrado por una de las bandas en las que se disolvió el país, como en el ácido. También el fin del año 2014 estuvo marcado por el terrorismo (*).

Lo olvidábamos…el 7 de enero de 2015 algunos terroristas asesinaron a 17 personas en Francia.


Solo para estos últimos se movilizaron gobiernos y pueblos, medios oficiales y redes sociales, asociaciones e individuos. En el caso de Italia: ninguna de las grandes organizaciones cuyos máximos dirigentes se dirigieron a la embajada de Francia el 8 de enero como muestra de solidaridad contra las victimas del terorismo a Paris, estaban allí el 19 de marzo de 2011 ( http://rete-eco.it/2011/fr/documenti/35-riflessioni/20071-e-lattacco-al-rais-spacca-i-pacifisti.html ) en la manifestación convocada a pocas horas del inicio de los bombardeos contra Libia, emprendidos en modo fraudulento por Francia pocas horas después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara la zona de exclusión aérea sobre Libia. Nosotros estábamos.

Los mismos antirracistas no islamófobos y que saben que no se trata de un enfrentamiento entre civilizaciones, han pecado de racismo inconscio. ¿La sangre europea vale más, precisamente en proporción a las infinitamente mayores posibilidades económicas para cuya manutención se hacen las guerras?

Por este motivo en Italia, la Red No War llevó su solidaridad a la embajada de Nigeria. Y en el diluvio de twitter @iosonocharliehebdo, un escritor libanés reaccionó con el twitter @jesuisAhmed (el policía franco-argelino musulmán asesinado en París por falsos musulmanes y verdaderos terroristas). Pero sería más exacto decir @yosoyFatimaOmarHanaElias y millones de asesinados por bombas y terroristas.
Contra el horror islamófobo – similar al terrorismo- y las perspectivas de nuevas guerras, cinco elementos deben estar bien claros en cuanto a los verdaderos culpables y a las verdaderas víctimas de los terroristas y del terrorismo llamado guerra.

Se habla de estado de guerra en París, pero se oculta que París con Sarkozy y Hollande y sus aliados de la OTAN y del Golfo hicieron guerra verdadera a muchos países…

PRIMERO. Occidente y las petromonarquías no combaten el terrorismo, más bien lo han fomentado permitiéndole conquistar y aniquilar países enteros no occidentales. Una viñeta muestra a Hollande que dice: «Son terroristas bárbaros», mientras Assad le recuerda: «No decías eso cuando los mandabas a Siria». Cuando causan estragos en Occidente los llaman terroristas, pero cuando con el dinero de Occidente hacen estragos en Libia, Siria, Iraq y Afganistán, los llaman combatientes por la libertad.  

Sucede desde hace décadas, a partir del apoyo de EE.UU. y de su eterno aliado Arabia Saudita a los mujahidin afganos en los años ’80, para continuar con el apoyo a fanáticos contra los gobiernos incómodos a Occidente y al Golfo. Recordemos en años recientes los bombardeos de la OTAN en Libia en el 2011, donde – está demostrado- Occidente y los petromonarcas hicieron de fuerza aérea y adiestradores de los grupos jihadistas y de Al Qaeda. Francia en Libia apoyó milicias terroristas y destruyó una nación. Y luego, a causa de la intervención en Libia, el terrorismo fanático internacional ha infectado regiones enteras de África. Y desde Libia el terrorismo se propagó en Siria, donde países occidentales y petromonarquías junto a Turquía (reunidos en la asociación para delinquir llamada «Los Amigos de Siria», después «Grupo de Londres») financiaron, armaron y adiestraron fuerzas antigubernamentales con miles de extranjeros de 80 países, incluidos los occidentales, con miles de «jihadistas autóctonos» (http://www.sibialiria.org/wordpress/?p=2687 yhttp://www.sibialiria.org/wordpress/?p=2676). 

Los mismos «rebeldes revolucionarios» que funcionan en un sistema continuo de puertas giratorias con Al Nusra, Al Qaeda y el llamado Estado Islámico (Isil, Daesh en árabe) que ahora atormenta a Siria, Iraq y Kurdistán. Francia con sus aliados están a la cabeza de todo esto (una corta historia 2011-2014 aquí http://www.globalresearch.ca/a-timeline-where-did-the-paris-shooters-get-their-weapons/5423445).

Y por fin «Y hay un momento (lo mismo le pasó a los jerarcas de Washington) en que el Frankestein construido con tanto esmero y disciplina, decide caminar con sus propios pies. Ya se pudo ver con los talibanes afganos, o con las mismas milicias mercenarias en Libia. El denominado Estado Islámico no es otra cosa que eso» (Carlos Aznárez, http://www.resumenlatinoamericano.org/?p=7669). De todos modos el razonamiento es válido sea que los estragos en París, perpetrados por «jihadistas autóctonos», hayan sido una misión ordenada o una acción autónoma o por el contrario una falsa bandera, pretexto utilizado por las grandes potencias para nuevas guerras coloniales y geoestratégicas y nuevas políticas “de seguridad” en casa.

SEGUNDO. Occidente también ha practicado el terrorismo directamente, agrediendo a naciones enteras con las guerras de bombas y sanciones. Es increíble que se hable de «nosotros los occidentales tolerantes, portadores de una cultura de paz y libertad”. Desde la primera guerra del Golfo en 1991, el buen Occidente ha llevado a cabo cinco guerras devastadoras a son de bombas y pretextos humanitarios (Iraq, Serbia, Afganistán, Iraq, Libia) y ha fomentado guerras por mandato como en Siria y  Ucrania (siendo en el primer caso aliado de milicias terroristas autoproclamadas islámicas y en el segundo, de milicias neonazis) por sus intereses económicos y geopolíticos reales y presuntos. Crímenes tras crímenes, siempre impunes. Por no hablar de la eterna guerra económica, materializada en forma de sanciones contra una infinidad de países. Entre tanto, paralelamente a la masacre en París la OTAN asesinó a niños afganos en la llamada lucha contra el terrorismo.

TERCERO. No es una matriz musulmana porque las principales víctimas del terrorismo (y de las bombas occidentales) son países de mayoría musulmana, y pueblos meridionales. Omar, Hana, Elías, Salah, Fátima, Hana, Aminullah (y Ahmed), y millones de otros: mujeres y hombres, vivos o muertos, refugiados o empobrecidos, todos víctimas de las bombas occidentales y del presunto terrorismo islámico. Iraq, Siria, Libia, Afganistán, África Subsahariana… Pueblos y naciones aniquiladas por el binomio bombas occidentales – terrorismo fomentado. Cientos de miles de muertos y mutilados, infraestructuras destruidas, poblaciones desplazadas o refugiadas. Los terroristas no son en modo alguno representativos del Islam ni de sus pueblos respectivos. Así como los muchachos de buena familia occidentales que echan ácido  en la cara a alguien y los gobernantes occidentales que lanzan bombas en las casas ajenas y fomentan el terrorismo no representan al pueblo de Occidente. Basta con la hipocresía del Occidente bueno y justo que respeta las opiniones y los derechos humanos y la libertad de pensamiento y expresión. A propósito, si se habla de libertad de prensa, ¿qué decir del bombardeo de la OTAN a la sede de la televisión yugoslava en Belgrado en 1999? «Es con este argumento de la superioridad moral europea que, como es sabido, se han llevado adelante incontables genocidios a lo largo de la historia desde las cruzadas del medioevo hasta las conquistas coloniales y las guerras de independencia del siglo pasado» (http://www.tortillaconsal.com/albared/node/5122).

CUARTO. No es una matriz islámica y no es un conflicto de civilizaciones. Los verdaderos opositores del terrorismo «islamista» son precisamente los pueblos de Oriente Medio, los otros pueblos de mayoría musulmana y los gobiernos y pueblos del Sur del mundo. Además del «choque de civilizaciones, nosotros contra ellos” (lo dicen las derechas). Son de hecho precisamente esos pueblos los que resisten contra los que asesinan y masacran. Resisten como pueden, también con las armas, si piensas en Siria, Iraq, Kurdistán, Libia, Yemen, Ucrania del Este. Entonces se le hace un gran desaire a esos pueblos, como dice alguien quizás para mostrarse magnánimo e intercultural, si se afirma que: «Si se ofende el Islam, es de esperarlo». Y la lucha contra el Estado Islámico por parte de la «coalición de los culpables» (http://www.sibialiria.org/wordpress/?p=2687) es una farsa (muy pocos objetivos atacados), además de suceder después que el Estado Islámico fue fomentado. No solo eso: Turquía sigue trasladando terroristas y armas a Siria y adiestrando, con los estadounidenses, a los llamados rebeldes sirios «moderados» para lanzarlos contra Damasco (http://nena-news.it/siria-ankara-rema-contro-kobane-e-addestra-miliziani-anti-assad/).

QUINTO. Los pueblos, los medios y la sociedad civil occidental son culpables de falta de voluntad y confusión en los últimos años respecto a las acciones de sus gobiernos. Es grande la responsabilidad de la misma izquierda occidental, para no hablar de los medios, incluso de las otrora siglas históricas del movimiento de la paz que expresaban solidaridad a los «revolucionarios» antigubernamentales armados en Libia y Siria que –ayudados por decenas de miles de fanáticos acogidos por medio mundo- también hacían estragos de civiles y destruían sus respectivos países. Hasta hace poco quien osaba decir en Occidente que los antigubernamentales libios y sirios (y de otros muchos países) no eran en lo absoluto revolucionarios y rebeldes, y estaba estrechamente vinculado a grupos extremistas y asesinos, era aislado y bloqueado.

En Italia, piénsese en la confusión en torno al caso de las dos muchachas defensoras del Ejército Sirio Libre (en cuya bandera se envolvían en varias manifestaciones) que fueron a Siria por «ayuda humanitaria» a la zona de los «rebeldes» y fueron vendidas por estos a Al Qaeda (al Nusra). ¿Ahora cuánto pagará Italia por liberarlas? ¿Cuánto ha pagado ya por otros periodistas italianos igualmente fans de la «rebelión» siria, que terminaron secuestrados por esta última con fin de extorsión?

(*) Paquistán a mediados de diciembre: masacre en una escuela con 141 muertos, de los cuales 100 eran niños. En Paquistán y Afganistán reiteradamente drones antiterroristas estadounidenses causan estragos entre los civiles. Iraq, Siria, Kurdistán: son continuos los daños ocasionados por el terrorismo del autoproclamado Estado Islámico.

Marinella Correggia

Traduzione di Yenia Silva

_________________

Para un blog es muy importante que el lector haga el esfuerzo de clicar en los botones sociales "Me gusta", "Tweet”, “G+”, etc. que están por debajo o a lado. Gracias.

Per un blog è molto importante che il lettore faccia lo sforzo di cliccare sui tasti social "Mi piace", "Tweet", “G+”, etc. che trovate qui sotto o a lato. Grazie

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...