viernes, 23 de diciembre de 2016

No a la repatriación de los "turistas" de 100

Cástor Díaz, 22/12/2016


Ahora si el "gobierno hermano" de la República de Colombia, quiere conversar para regular la economía fronteriza, pero anteponiendo la articulación de medidas legales, para que quienes tienen billetes de 100 en ese país, los puedan cambiar legalmente en Venezuela. ¡ Que bolas tiene bolaños en la esquina de boleros!, como dirían los adultos en nuestra época de niños.El señor Pastrana, que ahora también se erige en paladín de la "Democracia", fue el autor de la mafiosa resolución 8 del Banco Nacional de Colombia, que autoriza a los delincuentes cambistas de Cúcuta a manipular a su antojo nuestro signo monetario para desangrar la economía nacional y hambrear a un pueblo que lo único que ha hecho es recibirlos con los brazos abiertos en los momentos difíciles que les depararon los 60 años de guerra fratricida, instigada por el imperio norteamericano y la ultraderecha, que propició "El bogotazo", con el vil asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, para justificar la guerra de exterminio, contra indígenas, campesinos y afro-colombianos, que ocupaban legítimamente las tierras de sus ancestros y que la oligarquía ambicionaba.

El presidente Nicolás Maduro, llevaba más de dos años solicitando al presidente colombiano que derogara la resolución que nos hace mucho daño no solo desde el punto de vista económico, sino de la gobernabilidad. El mandatario vecino se hacía el sordo y el mudo, para todo hubo respuesta, menos para la paralización de las mafias fronterizas, que asociadas con la delincuencia miamera y la CIA conspiran contra la República Bolivariana de Venezuela.

Ahora con la controvertida medida tomada por el gobierno venezolano al desmonetarizar al billete de 100, que aunque nos golpeo internamente, buenos es reconocer que puso contra la pared a quienes desde Colombia y otras partes del mundo atentaban contra nuestra economía y estabilidad política con la sustracción de los billetes de 100 bolívares, el "hermano gobierno", quiere encontrar formulas legales, para que sus bandidos no pierdan los pesos invertidos en la conspiración contra sus vecinos. Pues no señor presidente, "Hágale la señal de costumbre", no permita que quienes con artimañas criminales nos atacan, recuperen sus capitales, porque estaríamos refinanciando los atentados contra nuestra patria.

Bastante ha abusado el estado colombiano de la benevolencia del venezolano. Basta con recordar episodios recientes, sin contar los del territorio del Rio de Oro y otros. Revisemos nada más la provocación con la fragata "Caldas", luego los ataques y asesinatos en la frontera de nuestros soldados que custodiaban la soberanía, crímenes que quedaron impunes, porque los ejecutaban los sicarios del uribismo, pero oficialmente se lo atribuían a las FARC, al ELN, al EP y en fin a todos los movimientos existentes, menos a los paramilitares que actuaban en connivencia con el ejército colombiano, que tanto dolor causaron a los pueblos hermanos, tanto colombiano, como venezolano.

Lo mas reciente fue la siembra de paramilitares en Caracas, para asesinar al Comandante Hugo Chávez, por parte del gobierno de Alvaro "Varito" Uribe Velez, el 81 en la lista de la DEA. Entonces era Ministro de la Defensa el actual mandatario. Los "paracos" fueron capturados en la hacienda Dacktary, gracias al trabajo de inteligencia y tratados como ciudadanos, garantizándoles todos sus derechos. El presidente Chávez, en un acto público de buena vecindad, registrado en directo por los medios de comunicación nacionales e internacionales, le devolvió sus muchachos al inefable mandatario vecino. ¿Que ocurrió? Uribe continúo con su hostigamiento y acusaciones contra Chávez y el gobierno bolivariano. Finalmente luego de ser desalojado del Palacio de Nariño, que lo había convertido en el Palacio del narquiño, confesó que planeaba una invasión militar contra Venezuela "Me faltó tiempo" dijo textualmente. El Comandante Chávez, con su sátira llanera le respondió: "Tiempo no, cojones".

Ahora la historia se repite. Cuando al gobierno colombiano le conviene, conversa con el venezolano, cuando no," ni lo ignora", como dijera el inmortal Mario Moreno "Cantinflas". Antes los reclamos venezolanos sobre las mafias cambistas de Cúcuta, así como las mafias de los "Pimpineros" no existían para las autoridades vecinas, cuando se las golpean entonces si son sus hijas y corren a protegerlas. Por eso ahora el estado colombiano aboga, por una devolución legal de los millones de billetes de 100 que nos robaron. Esa medida no protege al pueblo colombiano, sino a sus verdugos. Pues no señor, digamos NO a la repatriación de los turistas de 100.
_________________


Para un blog es muy importante que el lector haga el esfuerzo de clicar en los botones sociales "Me gusta", "Tweet”, “G+”, etc. que están por debajo o a lado. Gracias.

Per un blog è molto importante che il lettore faccia lo sforzo di cliccare sui tasti social "Mi piace", "Tweet", “G+”, etc. che trovate qui sotto o a lato. Grazie

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...