viernes, 31 de julio de 2015

Alcedo Mora, el primer desaparecido político de la V República en Venezuela

Attilio Folliero, Caracas 31/07/2015 - Actualizado 09/08/2015

Vedasi articolo in italiano

Los revolucionarios siempre estarán en peligro, en dictadura como en democracia. Hace 5 meses se llevaron Alcedo Mora por denunciar la corrupción en PDVSA. Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos!

Véase sitio web: Operación Alcedo Mora;

El 27 de febrero del 2015 Alcedo Mora salió de su casa en Mérida para dirigirse a la Gobernación del estado Mérida, donde ejerce funciones en la Secretaría de Gobierno. Desde aquel momento ha desaparecido. A la fecha de hoy sigue desaparecido. Es el primer caso de desaparecido político en la historia de la V República de Venezuela.

Alcedo Mora es un dirigente político, luchador social, que siempre ayudaba a los más necesitados, chavista, antimperialista y revolucionario, empleado de la Secretaría de Gobierno del estado Mérida. En el momento de su desaparición estaba investigando casos de corrupción en el Estado Mérida y particularmente casos de corrupción en los cuales estaban involucrados dirigentes de PDVSA (1). A tal efecto había entregado al gobernador del estado Mérida, Alexis Ramírez, y al secretario de gobierno, Luis Martínez Rico, pruebas sobre los casos de corrupción investigados.

Cuando se le preguntó al secretario de gobierno Luis Martínez Rico, qué pasaba con la investigación, qué ha pasado, qué han hecho, de acuerdo con Alcedo Mora hijo, respondió que: "Eso le pasó a su papá por estar hablando paja" (2). Por supuesto es una respuesta muy insólita que debe ser aclarada a la comunidad merideña y a toda la nación.

Alcedo Mora es un desaparecido político, el primero de la V República. Su desaparición duele a sus familiares, a sus amigos y a todos los revolucionarios verdaderos y sinceros. Lamentablemente este caso de desaparición no es el único. Desde el mes de marzo 2015 se encuentran desaparecidos también los hermanos Esneider Vergel y Eliezer Vergel, residentes de los estados Barinas y Zulia respectivamente; los dos hermanos se encontraban en Venezuela en condición de refugiados de origen colombiano. La desaparición de los dos hermanos se relaciona con la de Alcedo Mora, así como lo aseguró el defensor del pueblo y presidente del Poder Ciudadano, Tareck William Saab (3).


Alcedo Mora: Padre, Revolucionario y Poeta

Muchas veces he tenido la oportunidad de conversar con amigos revolucionarios de los peligros que corren los revolucionarios, los comunistas, los que realmente quieren cambiar el mundo; cuando el poder, sea quien sea, le teme a los revolucionarios verdaderos, a los comunistas a los que realmente quieren cambiar el mundo termina siempre actuando encarcelando, matando o desapareciendo.

Los revolucionarios en peligro durante las dictaduras

Yo soy originario de Italia, un país democrático (pero como decía Lenin: “La democracia es una forma de gobierno en la que cada cuatro años se cambia de tirano”) donde actuó políticamente el Partido Comunista Italiano (PCI), que llegó a  ser, en una ocasión, el mayor partido de Italia (4). En una democracia, o mejor dicho en una socialdemocracia, el hecho de tener un partido comunista o un partido socialista fuerte o en el gobierno, no es una garantía para los revolucionarios verdaderos.

Antes de la actual "democracia", en Italia hubo el fascismo, veinte años de una feroz dictadura, que hoy los revisionistas están tentando de rehabilitar, presentándolo como un movimiento positivo que aportó beneficios al país y a los italianos (5).

Por supuesto revolucionarios, comunistas y socialistas son las principales víctimas de regímenes dictatoriales y fascistas.

Tomando el ejemplo de Italia, el uso sistemático de la violencia contra los opositores políticos, sus hogares y sus organizaciones fue una de las armas usada por el fascismo en sus inicios: secuestros, torturas, palizas, humillación y aceite de ricino eran las formas de violencia más usadas. Muchos opositores al fascismo perdieron la vida como consecuencia de esta violencia; aproximadamente hubo 500 muertes causadas por las expediciones punitivas fascistas entre 1919 y 1922; entre los casos más famosos de desaparecidos, secuestrados y asesinados se encuentran: el socialista Giacomo Matteotti, desaparecido y luego encontrado muerto; Piero Gobetti, minado por la agresión sufrida en septiembre de 1924, murió dos años después en el exilio; Giovanni Amendola murió a causa de las heridas sufridas en la agresión fascista en julio de 1925; el sacerdote Don Giovanni Minzoni, asesinato por una expedición fascista. El fascismo llego al asesinato político hasta en un país extranjero: los hermanos Carlo y Nello Rosselli, quien se encontraban exiliados en París, fueron asesinato por Arturo Bocchini, jefe de la policía fascista, encargado de matar a los dos militantes italianos en exilio por el mismo Mussolini y el canciller Galeazzo Ciano.

El fascismo juzgó a los militantes y simpatizantes de izquierda mediante un Tribunal Especial; durante sus actividades, este tribunal juzgó a 5.619 personas y 4.596 fueron condenados; las condenas a muerte fueron 42. Entre los condenados se encuentra Antonio Gramsci y el futuro presidente de la República, Sandro Pertini.

Otra medida violenta con la cual actuó el fascismo italiano contra los revolucionarios fue el encierro y confinamiento en zonas remotas de la península o en islas del Mediterráneo; más de 15.000 fueron enviados al confinamiento y de estos 177 antifascistas murieron.

Por supuesto no se puede olvidar la política antijudía y las leyes raciales de 1938: más de 10.000 judíos italianos acabaron en los campos de exterminios alemanes.
Después del armisticio del 8 de septiembre de 1943 y la constitución de la Republica Social Italiana (RSI) por Mussolini, en el norte de Italia, cientos de miles de militares italianos, que no quisieron adherir a la RSI, fueron  deportados en Alemania.

La mayor violencia del régimen fascista fue obviamente la entrada en guerra de Italia en la Segunda Guerra Mundial, por la cual murieron entre militares y civiles casi medio millón de italianos; más de 320.000 militares heridos y 621.000 militares prisioneros.

Tampoco podemos olvidar, como hacen los revisionistas, los etíopes gaseados durante la guerra para el Imperio, o los libios torturados y ahorcados durante la represión de los años veinte y treinta, o los yugoslavos asesinados en campos de concentración italianos en Croacia.

El robo, la corrupción y el enriquecimiento de los miembros de la dictadura a partir del mismo Mussolini, su hermano  Arnaldo, su hija Edda y su yerno Galeazzo Ciano fueron otras características del régimen y las denuncias de estas irregularidades por parte de militantes de izquierda son las causas de su desaparición y asesinato. Muy emblemático el caso de Sinclair Oil, la empresa estadounidense que pagó enormes sobornos para la introspección petrolera en tierra italiana. Fueron precisamente las denuncias de corrupción en el Parlamento por parte del diputado socialista Giacomo Metteotti como causante de su desaparición y su asesinato.

Actualmente el revisionismo sobre el fascismo está difundiendo una serie de mentiras para rehabilitar este movimiento violento. Aprovechemos este escrito para aclarar algunas de estas mentiras.

Los revisionistas dicen que el fascismo dio la pensión y la jubilación, que todos estaban bien, que no existía la desocupación, que se construyeron grandes infraestructuras, como vías de comunicación, que favoreció el utilizo de la bicicleta y que todo funcionaba perfectamente, hasta los trenes llegaban en horarios. Por supuesto son solo mentiras.

El instituto de la pensión fue instituido en Italia en 1898, con el pago voluntario de las contribuciones a la seguridad social; pago que divino obligatorio en 1919; con el fascismo fueron reducido sistemáticamente los sueldos de los obreros y empleados; en cuanto a la desocupación es verdad que todas las empresas, grandes o pequeñas que producían en función de la guerra tenían pleno empleo, pero es verdad también que trabajaban solo los inscrito al partido fascista; cientos de miles fueron los exiliados y emigrantes al exterior que no aceptaban la inscripción al fascismo por trabajar o participar a un concurso púbico; en cuanto a las grandes obras infraestructurales y vía de comunicación, fue un programa lanzado por el anterior gobierno de Giolitti, quien entendió que Italia para poderse desarrollar necesitaba grandes vías de comunicaciones; pero ni este gobierno, ni el siguiente, ni Mussolini lograron el objetivo, que se dio solo en los años sesenta.

Que todo funcionaba y que todos los trenes llegaban en horario es solo un mito: durante el fascismo se silenciaron, se censuraron todas las noticias relacionadas con accidentes de trenes, interrupciones y retrasos.

Totalmente falsa la noticia que el fascismo impulso el uso de la bicicleta; en realidad para favorecer la naciente empresa automotriz de la oligarca familia de los Agnelli, propietaria de la FIAT, puso un impuesto sobre el utilizo de la bicicleta y favoreció esta empresa adquiriendo carros para los altos funcionarios del estado con dinero público (6).

El fascismo, entonces fue un feroz régimen dictatorial y actuó contra los opositores políticos, contra los comunistas mediantes leyes del estado, en particular mediante el Código Penal del año 1932, conocido como “Código Rocco”, por el nombre del Ministro de Justicia fascista Alfredo Rocco, quien fue uno de los principales redactores. Simplemente hablar de comunismo, simplemente pensar en una sociedad diferente significaba ser penado con mínimo 5 años de cárcel.

Los revolucionarios en peligro durante los regímenes democráticos

Cuando en Italia cae el fascismo, llega la "democracia" y la república (7), la clase dominante y la clase dirigente del país, que había sido fascista, se cambia la camisa: Se quita la negra del fascismo y se pone la blanca de los demócratas cristianos, el nuevo partido que se aprestaba a dirigir el país por los siguientes 40 años. Así las leyes y los códigos fascistas, incluyendo el código penal, se blanquean y se adaptaron a la democracia. Las normas que nunca se blanquearon, que nunca se cambiaron fueron las que tomaban en consideración los “reatos” por ser comunistas; es decir ser comunista es un reato, en dictadura como en democracia.

El actual código penal italiano es el mismo código penal de la era fascista y los artículos 272 y siguientes son los mismos que se aplicaban durante el fascismo en contra de los comunistas y de quien pensaba en una sociedad diferente.

Terminada la era fascista, las cárceles de la Italia democrática continuaron a llenarse de comunistas, siempre en base a las mismas leyes de la época fascista (Art. 272 y siguientes del Código Rocco) a pesar que el secretario del Partido Comunista, Palmiro Togliatti llegara a ser Vicepresidente del Gobierno (entre 12 de diciembre de 1944 y 21 de junio de 1945) y Ministro de Justicia  entre 21 de junio de 1945 y 1 de Julio de 1946).

En los 40 años de la Primera República Italiana, desde la caída del fascismo a la caída del muro de Berlín y la desaparición de la Democracia Cristiana y del Partido Comunista hubo muertos, heridos, desaparecidos, encarcelados.

Es decir ser comunista, ser revolucionario, ser una persona que quiere cambiar el mundo, que lucha contra el hambre, la miseria, la desigualdad, la corrupción... siempre estará en peligro, sea cual sea el régimen, sea dictadura (formal como la hubo en la Italia del fascismo o de hecho como la hubo en la IV República en Venezuela), sea socialdemocracia; la socialdemocracia de los demócratas cristianos (DC), de los socialistas (PSI e PSDI) y comunistas (PCI) en Italia o la actual socialdemocracia venezolana.

De paso, me permito recordar que el Partido Comunista Italiano (PCI) fundando en 1926 no es el mismo Partido Comunista de Italia - Sección de la Tercera Internacional fundado por Bordiga y Gramsci en 1921. El PCI de hecho abandona los ideales del comunismo y antepone los principios de la socialdemocracia, la redistribución de las riquezas entre todas las clases sociales, para que también los más humildes pudieran tener algo y en definitiva alejarlos de las protestas, de la idea de revolución, de socialismo y de comunismo; el PCI hizo de la política de la concertación (que en Italia se llamó “Pacto de Salerno”, que permitió la creación de un gobierno de unidad nacional en 1944 y “Compromiso histórico” después, a final de los años setenta) su bandera.

Cuando el PCI desaparece en 1991 se dio origen al partido "Democrático" en el cual confluyeron una parte de los "comunistas" del PCI, una parte de la extinta Democracia Cristiana, una parte del partido socialista y otros pequeños partidos. El Partido Democrático es el mismo que gobierna en la actualidad Italia, junto a la derecha (Angelino Alfano, actual ministro de Asunto Interior y ex brazo derecho de Berlusconi es su máximo representante político).

En resumen hoy Italia es gobernada por una grande coalición de centro-izquierda y centro-derecha, por supuesto al servicio de la clase dominante y en contra de los intereses del proletariado italiano, con la reducción o eliminación de muchos derechos conquistados en el pasado gracias a luchas sindicales, manifestaciones de calles, protestas, represion del aparato represivo del estado, muertos, heridos y encarcelamiento.

También es bueno aclarar la situación del prácticamente desaparecido Partido de la Refundación Comunista de Bertinotti, quien aquí en Venezuela fue acogido como un Rey o un Emiro. El ataque al proletariado italiano empezó en los años ochenta por el oligarca Agnelli (dueño de la FIAT) y sus lacayos en el gobierno (de los cuales todavía quedan los Prodi, los Amato o el anciano Napolitano, hasta pocos meses presidente de la Republica) y en el sindicato, incluyendo el sindicado más de izquierda, la CGIL de Luciano Lama y de Bertinotti, uno de los principales colaboradores del secretario Lama. Cuando Lama murió, en su primer aniversario de muerte ¡ya nadie lo recordaba! Solamente él oligarca Gianni Agnelli se recordó de él, publicando en su honor una entera página en el diario “Il Sole 24 Ore” (8¡Tanto fueron los favores de Lama a la oligarquía italiana! Junto a Lama, uno de los maximos dirigentes sindical era entonces aquel Fausto Bertinotti, luego premiado con el cargo de Presidente de la Cámara de los Diputados.

Cuando desaparece el PCI, una parte de sus militantes no aceptó la disolución del Partido Comunista; para evitar que estos militantes pudieran acabar en un partido verdaderamente revolucionario se le confeccionó un vestido, un partido que se llamó Partido de la Refundación Comunista, a cargo del cual se puso en definitiva a Fausto Bertinotti. Extraño personaje este Bertinotti, entre otro porque por un lado venía a Venezuela y alaba a Chávez y por el otro lado su diario “Liberazione”, el órgano oficial del partido de la Refundación Comunista cada día atacaba a Venezuela y también a Cuba (9).


Ser comunista, ser socialista, ser revolucionario significa siempre estar en peligro, en dictadura como en democracia. Hay que estar consciente de esto y hay siempre que luchar por quien cae víctima de la represion, en cualquier parte del mundo. La lucha y la solidaridad del proletariado no conoce límites. El internacionalismo es uno de los principios fundamentales del marxismo.

Esto es precisamente el caso de Alcedo Mora, desaparecido desde 5 meses; el primer desaparecido en la historia de la V República de Venezuela.


A Alcedo Mora, a sus familiares, a sus amigos y colaboradores toda nuestra solidaridad y toda la solidaridad internacional. Obviamente nuestra solidaridad tambien a los hermanos Vergel, desaparecidos tambien ellos e involucrado en la lamentable desaparicion de Alcedo Mora.


Alcedo Mora es un desaparecido y es un político o sea es un DESAPARECIDO POLÍTICO, vivo se lo llevaron y vivo lo queremos de vuelta (10). A pesar de todos los falsos socialistas.



Hablan familiares del desaparecido Alcedo Mora


En Mexico actividad de Yuri Valecillo en apoyo a Alcedo Mora
____________________
Notas

(1)  Para una información detallada sobre las denuncias de Alcedo mora, véase http://www.radiofeyalegrianoticias.net/web/2015/04/lider-revolucionario-lleva-49-dias-desaparecido-audio/

(2)  Fuente: Articulo “Alcedo Mora se lo llevaron vivo y vivo debe aparecer, ¡Carajo!”, Url: http://www.aporrea.org/contraloria/n270101.html

(3)  Véase artículo de AVN “Investigan denuncia de presunta desaparición forzada de tres personas en Mérida”, Url: http://www.avn.info.ve/contenido/investigan-denuncia-presunta-desaparici%C3%B3n-forzada-tres-personas-m%C3%A9rida;

(4)  El PCI llego a su máximo histórico en las elecciones de 1976, cuando obtuvo, como segundo partido más importante del país, el 34,4%; en las elecciones europeas de 1984 llego a ser el primer partido con el 33,33% de votos contra el 32,97% de la Democracia Cristiana.

(5)  El fascismo históricamente va del 28 de octubre de 1922, día de la Marcha sobre Roma hasta el 25 de julio de 1943, día de la destitución de Mussolini por el Rey de Italia, Víctor Manuel III o hasta el 28 de abril de 1945 día del fusilamiento del mismo Mussolini.

(6)  Para mayores informaciones sobre el fascismo véase artículo en italiano “Le bufale sul fascismo”, Url: http://ceifan.org/index2.htm.

(7)  Con la destitución de Mussolini, el 25 de julio de 1943, empieza un periodo de transición que después del fin de la Segunda Guerra Mundial llevará el pueblo italiano a decidir la forma institucional en un referéndum el 2 de junio de 1946; ganando la opción “Republica” termina la monarquía; la Asamblea Constituyente aprobó la nueva Constitución el 22 de diciembre de1947 y entra en vigencia el primero de enero de 1948.

(8)  El hecho es citado en el artículo (en italiano) “Bruno Trentin, morte di un combattente”, Url: http://www.carmillaonline.com/2007/08/25/bruno-trentin-morte-di-un-comb/.

(9)  Véase lo que escribía “Liberazione” en relación a Venezuela y Cuba en sus artículos, algunos de los cuales publicado por lapatrioagrande.net, Url: http://www.lapatriagrande.net/02_italia/liberazione_e_informazione/liberazione.htm.

(10)              Llamamiento al Presidente Maduro para hallar a Alcedo Mora, articulo de Zulay Farías, Url: http://www.aporrea.org/ddhh/a207663.html

_________________

Para un blog es muy importante que el lector haga el esfuerzo de clicar en los botones sociales "Me gusta", "Tweet”, “G+”, etc. que están por debajo o a lado. Gracias.

Per un blog è molto importante che il lettore faccia lo sforzo di cliccare sui tasti social "Mi piace", "Tweet", “G+”, etc. che trovate qui sotto o a lato. Grazie

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...