sábado, 1 de octubre de 2016

Carta de un loro (a los hombres que desean tener psitaciformes)

Carta de un Loro, Fundacion kakatuwah AC, 07/03/2013

Mi amado loro Mago
Nos has visto en la tienda de animales, o en algún puesto de la calle, o un amigo tuyo tiene uno y te ha comentado lo increíble que es tener un loro. Y es que somos muy guapos, listos y divertidos!  Pero antes de que planees tenerme en tu casa deberías saber algunas cosas de nosotros. No somos exactamente “mascotas”, somos animales salvajes y el hombre nos sacó de nuestro hábitat al descubrir que somos hermosos, listos y podemos imitarles.  Pero ésta es la realidad de vivir conmigo:

1. Muchos de nosotros no hablamos, por más que intentes enseñarnos, y si llegamos a hacerlo no conseguirás mantenernos callados mucho tiempo.

2. Hago mis ”necesidades” en el suelo, en tu ropa, en tus muebles…. Algunas veces trataré de morder tu camisa, o los botones, para luego dejarte una “sorpresita” pegada. Y no, no soy un gato como para hacerlo en un arenero.

3. Lo que es tuyo es mío y lo que es mío es mío. Destrozaré todo aquello que tenga enfrente no por fastidiar, sino por tener algo que hacer. Soy extremadamente inteligente y necesito estimulación diaria para no aburrirme. Y como normalmente no me la dan (me meten en una jaula y ya) necesito morder cosas. Así que no me regañes si muerdo tu teléfono, muebles…o te saco las teclas de tu computadora. La culpa es tuya, pues en la naturaleza no tengo necesidad de hacer esto ya que tengo otras cosas que hacer, como socializar con los de mi especie o buscar comida.

4. No soy decoración por lo que tenerme en una jaula todo el día sólo para que tus amigos me oigan hablar o simplemente me vean no es divertido. Recuerda que soy tan inteligentes como un niño de 4 años, tengo intereses propios y algunos de nosotros incluso viviremos más años que tú. Y no, nunca superaremos la etapa de “los terribles 2 años” como podría hacerlo tu hijo.

5. No como semillas de girasol, ni galletas, ni tortillas, ni papas, ni dulces…en definitiva, no como tu comida. Si, me gusta, pero no es buena para mi. Te gustaría estar toda tu vida comiendo grasa? A mi tampoco. Como frutas, verduras, granos y algunas semillas…Y que sea fresco. Es caro pero…eso es lo que comería si estuviese libre!

6. Grito, y mucho. Me encanta! Es mi verdadera forma de “hablar” cuando estoy en la naturaleza. Si no te gustan los gritos y el ruido seguramente me acabes odiando. Ah! Y ponerme una sabana sobre la jaula lo único que hace es traumarme y ponerme triste!

7. Es realmente fácil matarme. Suena feo, pero es real. Requiero muchos cuidados y tu casa no esta diseñada para mi. Todas esas cosas que pones en el aire: perfumes, inciensos, ambientadores, limpiadores a mi me hacen daño, es más, pueden matarme! A eso únele tus sartenes de teflón, los ventiladores, ventanas...todo es peligroso para mi! Y te advierto que no puedo ir con cualquier veterinario, tiene que ser experto en aves y no cuesta barato. Además, suelo ocultar mis enfermedades para quelos depredadores no me vean debil, por lo que no sabras que estoy enfermo hasta que ya sea quizas muy tarde.

8. Muerdo, y fuerte. Y si algo no me gusta a quien morderé es a ti. No importa si es tu cara o tu dedo. Pero lo haré. No es nada personal, pero es mi única manera de decirte “no me gusta eso” o “respétame”. Recuerda que soy un animal salvaje. No creo que te gusten mis mordidas…y menos si es en la cara, no?

9. No importa lo que te diga la gente… no debes cortar mis alas! Qué harías si te cortasen tus piernas o manos? Recuerda que vuelo, para eso nací! Necesito hacer ejercicio con mis alas a diario y también tengo derecho de huir de lo que me asusta. Respeta mi deseo de irme si no me gusta algo. Tu también lo harías, no?

10. No me gusta vivir en una jaula. Tu trabajas muchas horas y ello significa que estaré encerrado todo el día. Aunque sea con juguetes, es bastante deprimente y a la larga acabara traumándome, por lo que tendré mal comportamiento, gritaré y podría acabar arrancándome mis bellas plumas. Vivo muchos años…así que empieza a sumar cuantas horas pasaré en una jaula, cuantas más gritaré…no creo que eso ayude a tu vida personal, o si? Es más, toda tu familia acabara odiando los gritos y te hará elegir entre ellos o yo. Y estoy seguro de que los elegirás a ellos, lo cual me hará ir de hogar en hogar. Qué triste no?

Si después de lo que te acabo de contar quieres tenerme en tu casa, mejor adoptame, no me compres… Muchos de nosotros no llega a vivir nunca con la misma familia… siempre nos acaban regalando. De modo que a lo largo de nuestra vida (y es muy larga!) acabamos viviendo con muchas personas… esto nos deprime enormemente. Es injusto que tu familia te abandone porque descubrió que no eres lo que esperaban. Así que piénsalo dos veces antes de tenerme.

Atte. Un loro

Texto: Fundacion kakatuwah AC Si deseas difundir este articulo, comparte ésta nota.
_________________

Para un blog es muy importante que el lector haga el esfuerzo de clicar en los botones sociales "Me gusta", "Tweet”, “G+”, etc. que están por debajo o a lado. Gracias.

Per un blog è molto importante che il lettore faccia lo sforzo di cliccare sui tasti social "Mi piace", "Tweet", “G+”, etc. che trovate qui sotto o a lato. Grazie

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...